Melany Páez

En la vida real, pausas largas pensamientos lentos, el olor a vainilla y a madera quemada, un te dé frutos rojos, el sonido cuando pisas las hojas secas, quizá si no pisas las líneas y además unas gotas de lluvia tocan tus manos, una imagen con sentimiento, una palabra inventada y equivocada, un beso repentino, un cambio emocional, una canción que te erice la piel, unas frases sinceras, un movimiento lujurioso y un escrito sin sentido... solo es cuestión de locura… así se soluciona todo en la vida real, con detalles irreales.