Abel Bueno

Un torpe intento de persona. Su argumento es pueril, técnicamente es pobre y difícil de ver. En cuanto a su final, es bastante predecible. Hubiera valido como animal o, siendo generosos, como gnomo; sin embargo no da la talla como ser humano.