Anne-Sophie Dorny

Me llamo Anne-Sophie y mi aprendizaje lingüístico comenzó desde mi infancia. Nací en Bélgica, en la parte flamenca. Entonces, mi lengua materna es el flamenco y estudié ocho años en establecimientos flamencos. Sin embargo, aunque mis padres hablaban flamenco, tuvo que aprender el francés porque mi abuela era francesa.
Después de mi mudanza en Francia, mi francés se mejoró mucho y pude continuar a practicar el flamenco con mi familia y con clases consagradas a Lyon. Llegada a Francia, también empiezé a aprender el inglés. Pudo mejorar la lengua porque fue en una clase bilingue y entonces hizo intercambios en los Estados Unidos y en Inglaterra. l
Después del inglés, empecé a estudiar el español. Esta lengua fue más difícil de aprender al inicio. Así, desde hace cuatro años, me voy cada año uno o dos semanas a España, durante el verano. Aqui, voy a clases de español por la mañana. Me permitieron mejorar mi nivel de español y hablar con nativos. Por fin, empecé a estudiar el italiano durante tres años. Esta lengua se parece mucho al español pues fue muy difícil para estudiar lo. Hoy mi nivel no es muy bueno, pero deseo mejorarlo.