Risager Dolan

Libros Extraños Y Manuscritos De La Biblioteca Nacional De Venezuela. : Final Av. Baralt, dos Pilitas a Portillo, La Pastora. Yo compro en MERCAL y PDVAL porque hay de todo y es mucho más barato que en los supermercados privados como el plaza, y es falso que el precio de las casas haya aumentado sino lo opuesto...preguntele a los cientos y cientos de miles q viven en las petrocasas a ver cuanto les ha costado Mi familia vive bien con mi salario pq el comandante nos lo ha aumentado y como mis hijos comen en el instituto y la sanidad y la educacion es sin costo no tenemos inconvenientes gracias a chávez.

Los otros 1.800 niños que no eran tratados quedaban en la nada, porque ni tan siquiera había listas de espera en ese modelo de sanidad privatizada. Esta transformación de la concepción de la sanidad como mercancía a la sanidad como derecho básico universal ha permitido multiplicar el acceso a la sanidad. La pobreza ha descendido del 55 por cien al 27 por ciento de la población y la pobreza extrema se ha reducido del 21 por ciento al 7 por ciento . Un cambio profundo en las condiciones de vida y de salud del pueblo de Venezuela.

Concluiremos diciendo que, aparte de los subsistemas de asistencia sanitaria, los servicios de salud pública seis corren al cargo del Ministerio del Poder Popular para la Salud 7 Los programas de prevención, promoción de la salud y vigilancia epidemiológica están centralizados en el ministerio. Ha conseguido Ud. compartir con sus lectores una impresión general detallada y bastante equilibrada del innecesariamente complejo sistema de salud en Venezuela. Déjame que me una al coro de felicitadores” por los muy interesantes trabajos que estás publicando sobre tu reciente visita a Colombia y Venezuela.

Una ley que vinculaba el empleo y el funcionamiento de la sanidad a través del pago a compañías de seguros que, evidentemente, son expertas en excluir todo lo que no es rentable para su actividad económica y su concepción financiera de la salud como mercancía. Es una concepción que se ve alineada con la decisión de comprender la salud como un derecho y, como tal, no es concebible que se pueda privatizar. Esa brecha entre los más ricos y los más pobres se ha reducido en los últimos quince años en Venezuela.

Tenemos claro que esta evolución no se podría haber conseguido con un sis