Karla Abrego

Errar es de humanos, pero echarle la culpa a otro, es más humano todavía.