Adán Cuamatzi

Tengo el cerebro revuelto de crema agridulce, mi líquido cefalorraquideo me vuelve ansioso y la sinapsis de mis neuronas lanzan descargas que me hacen ver la vida de forma algo dramatica. Soy un pequeño ser hidrocálido apatico de 32 años, diseñador gráfico y post-retrasado-estudiante de psicología que desde hace 8 años decidió por voluntad propia probrar las mieles amargas de la defensa, la promoción y la difusión de los derechos humanos en donde he conocido tantas formas idoneas de crear espacios favorables, pero también he visto las formas mas crudas de la violencia y las persistentes acciones para conseguir el reconocimiento, el poder y el control. Con este antecedente creo que mi naturaleza se esta replanteando la urgente necesidad de cambiar visiones imaginarias...

Soy lioso, conteston, desfasado del mundo y aterrizado a lo que pasa, loco, fatalista,miedoso, tímido, regañon, uso las 7 inteligencias multiples, duermo como mis gatos y me rìo como mico.

Dicen que lider pero lo lider no quita lo pendejo y ya me gusto esa etiqueta... tratando de resignificar y deconstruir la palabra puto para emplearla con toques sexo-perversos afines a lo extremos masculinos y después desbaratar el patriarcado violento con el poder grandioso del ano y... me ha resultado de maravilla...

Con dios propio que no me limita, no me hace falta la barata imagen que una institución católica pretende imponer; espiritual desde mi concepción del universo y agradecido con la naturaleza por el verde brillante que siempre veo cuando las lluvias caen y más sí es en estado psicotrópico quimico o natural...

Dicen que común y corriente pero convencido de que la inteligencia no se le da a cualquier común y corriente entonces me pongo en categoria única...

Revoltoso, metiche, impropio o simplemente inapropiado pero capaz de ser revoltoso, metiche, impropio e inapropiado a mi modo sin explicar a nadie como lo hago.

Abierto a propuestas que no ofendan mi identidad que tanto trabajo costo deconstruir; amable, sencillo, accesible, preocupado por lo que pasa, abierto al diálogo; dicen que por ser menos me toca al último pero también dicen que primero los últimos, entonces ya gane!

Micoloco