Adriana Korec

Düsseldorf, Germany

Me encanta aprender y compartir lo que aprendo, por eso la enseñanza es lo mío. Enseñar una lengua tiene tal dimensión que permite un intercambio no solamente de conocimiento y cultura sino también valores, sentimientos y emociones. Y este intercambio es multidireccional.

Mi camino a la enseñanza fue largo pero necesario y de lo más interesante. Empecé estudiando química porque quería saber más sobre la naturaleza de las cosas que nos rodean. Gracias a ella trabajé durante once años en la industria de fragancias. La tarea más fascinante fue desarrollar la memoria olfativa, es decir asociar olores a emociones o recuerdos, ya que esto me permitió ver la unión entre - yendo más lejos - lo material y lo humano. Lo curioso es que en la enseñanza las emociones también son la clave y ese es mi foco de interés ahora, así como lo ha sido siempre, creo.

  • Work
    • International School of Düsseldorf
  • Education
    • Profesora de Español como Lengua Extranjera