Andres Ramirez Carrillo

Me llamo Andrés Felipe Ramírez Carrillo, estudiante de medicina de V semestre de la Fundación universitaria Juan N. Corpas, vivo con mis padres y mi hermana en La Calera a 45 minutos de Bogotá.

Disfruto de pensar que el conocimiento da poder, en el caso de la medicina, el poder suficiente, hasta el punto en que la ciencia lo permita, de aliviar a quienes padecen así como mejorar y prolongar la calidad de vida de los seres humanos, por ende, la adquisición y comprensión de conocimiento es fundamental en la formación como galeno por lo cual me valgo de diversos medios para conseguirlo como lo es la busqueda de diversas y variadas fuentes literarias, la organización de información en esquemas, gráficos y algunas veces tablas. En cuanto a la memorización tengo afinidad por los sistemas mnemotécnicos, en especial los que me permiten cultivar mi parte visual recordando y asociando figuras, colores y objetos en temas determinados.

Aunque me falta conocer y recorrer diversas materias médicas, morfofisiología y farmacología son mis predilectas en especial a lo relacionado al núcleo cardiovascular.

Disfruto de la lectura sin dejar de lado las series y el septimo arte en especial relación con los thriller, terror psicológico, acción y drama, siendo estos de los cuales emerge mi personaje de ficción favorito, el Dr. Hannibal Lecter, en palabras de Will Graham en la serie adaptada por Bryan fuller, "todos deberíamos aprender algo de Hannibal, claro, con moderación".

Mis gustos musicales van de la música clásica al rock y metal, las tonadas suelen variar de acuerdo al ánimo del momento. Me crié en un ambiente campestre, por ende considero que no hay nada mejor, tanto para despejarme como para pensar, que el ver la niebla en la mañana descendiendo por las laderas montañosas, o una noche despejada en la cual pueda correr junto a mi perro, Krause. Antes de ingresar a la facultad solia ensayar recetas, se cuentan algunos fiascos culinarios monumentales, acampar, escalar y alguna que otra juerga los fines de semana con amigos, pero la intensidad de los hechos se fue perdiendo, ahora los practico poco.

Desearía ser médico cardiólogo. La idea de viajar a zonas en las cuales los sistemas de salud no cubren las necesidades óptimas requeridas beneficiando a cuantas personas pueda usando mis conocimientos me llama bastante la atención, trabajando en conjunto con organizaciones que promuevan el valor humano y la necesidad de satisfa