Alan Ulises Niniz

Amarré un hilo a la salida del laberinto, y ahora ando vuelta y vuelta dentro de él.