Aldo de la Cerda

Eterno resplandor de una mente creativa y de bigote guero. Crónicas de un mercadologo en vías de desarrollo.