Alejandro Luis

Student, Dancer, and Musician in Nezahualcoyotl, México

View my portfolio

ALEJANDRO DANIEL LUIS SALCEDO (1998).

Nací en 1998, nací en el hospital de la Raza, después de algunas complicaciones de gestación y alumbramiento, mi madre, Elizabeth Salcedo Franco, de 20 años, mi padre Agustín Víctor Luis Rosales, de aproximadamente 40 años; y yo, logramos salir bien librados de dichas complicaciones.

No tengo recuerdos claros sino hasta la etapa en la que comencé a ir a la escuela, a los cinco años asistí por primera vez a n preescolar al tercer año para ser precisos, no recuerdo que fuera una gran experiencia haber tenido que separarme de mi madre, pero en el transcurso del día las cosas cambiaron, conocí a otros niños que me agradaron, los cuales ya estaban acostumbrados a estar en un salón y lejos de sus mamás, así que traté de adaptarme también, y lo logré.

Después del preescolar vino algo nuevo, la primaria, y al principio fue difícil porque nuevamente tenía que adaptarme a un lugar nuevo, a personas nuevas y a tener que esforzarme más.

Pasó otro año y tuve que iniciar mi educación secundaria, y no fue muy fácil para mí en ésta escuela, con el transcurso del tiempo sólo había problemas en esta escuela y nunca se les dio solución.

Mi estancia aquí fue más tranquila y más agradable, durante el mes de noviembre en ésta escuela se organizaba un concurso de ofrendas de muertos y todo fue un suceso, mi grupo había ganado, pero por haber leído la descripción de la ofrenda, nos quitaron el triunfo y se la dieron al grupo al que se le había quemado su ofrenda.

No me fue fácil cursar este periodo pero al final logré recuperarme obteniendo un puesto en la escolta de esta secundaria y un promedio de 8.9 en general.

Después vino el periodo de elección de bachiller, después el examen y llegué al “CECyT No. 14 Luis Enrique Erro”, en donde actualmente curso la preparatoria.

Realmente no me fue fácil pero logré adaptarme a este nuevo nivel de exigencia y de estudios, conocí y estoy conociendo muchos maestros que están realmente preparados y que no sólo son maestros sino también tienen una carrera distinta a la de maestro, quienes no sólo me han enseñado su materia, sino que también me han dejado enseñanzas como persona y ser humano.