Alejandro Lopez

Nací en el estado de Oaxaca en el centro de esa ciudad viví unos 20 años luego me fui de ahí y he andado en varias partes, ha sido excelente conocer varios lugares y personas ja ja siendo como una especie de trotamundos viendo diferentes culturas adaptándome a los cambios drásticos que la vida me ha dado, soy un hombre bastante creativo y original siendo extravagante y excéntrico con varias cosas, no me gusta la monotonía nunca he podido con ella, me considero confiable, responsable, perfeccionista con las cosas que hago ese último ha sido para mí defecto y ventaja a la vez, tengo 27 años, soy estudiante de ingeniería en sistemas ya llevo trabajando 12 años de eso, nunca he sido ni seré conformista por lo cual siempre busco crecer en todos los aspectos, soy lector apasionado, amante de la música y también del silencio, artista, pensador, escritor frustrado, escultor, pintor, soy también bombero ja ja no es verdad, pero si soy lo demás, me gusta aprender de las personas aprender de ellas me ha dejado mucho, el tiempo pasa tan rápido, pienso que cada día que despierto no es un día más si no un día menos en mi vida así que elijo hacer todo lo mejor que pueda y ayudar siempre que pueda, lo más importante para mí es ser feliz ya que si lo soy hare bien todo lo demás, amo la vida y lo que esta me da y coincido con Pablo Neruda cuando escribió que

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no rie

quien no encuentra gusto en sí mismo y destruye su amor propio,

Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones,

justamente estas que regresan el brillo a los ojos y restauran los corazones destrozados.

Muere lentamente quien no gira el volante cuando esta infeliz

con su trabajo, o su amor, quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir

detrás de un sueño y he visto que muchas personas pierden mucho tan solo por el miedo a intentar o ser diferentes, cuanto pierden por el miedo a perder? demasiado diría yo, algo que siempre me ha aterrado es si llegara a los 50 años, estar sentado en una silla y pensar, si hubiera hecho tal cosa que no hice por no arriesgarme que hubiera sido de mi vida? y si hubiera ganado? o si le hubiera hablado a aquella mujer que tanto me agrado que hubiera sido de mi vida, cierto es esto: dios perdona más el tiempo nunca es por eso que hago y digo lo que quiero siempre tomando riesgos, hay tanta buena música que bailar, y tanta gente nueva por