Alejandro Loiácono

Claramente no sé quién soy. La idea es buscar y como parte de esa búsqueda hago varias cosas. Me gusta la tecnología, me parece una increíble expresión humana de evolución, un símbolo de cómo la humanidad lucha para superar el dolor y el sufrimiento.

Soy humanista o al menos lo intento. Para mi ser humanista significa tratar de construír una vida que a uno le guste vivir, aprender, trabajar para superar aquellas cosas de uno que no están tan copadas, tratar de ser coherente con uno mismo (pensar, sentir y actuar en armonía) e inicidir en el mundo de las personas con lo mejor que uno tiene. Actualmente participo en La Comunidad (para el desarrollo humano), organismo del Movimiento Humanista, que es una corriente de pensamiento conformada en 1969 alrededor de las producciones de Mario Luis Rodríguez Cobos (más conocido por su pseudónimo Silo).

La música me vuelve loco, las pelis (algunas, claro) también y los libros (también, algunos). Pero de las expresiones humanas, el humor me resulta sencillamente maravilloso. Alfredo Casero y Monty Python están en la cima máxima, porque no sólo hacen humor, sino que es como un humor existencial.

Así que nada, un día me quiero dedicar a la tecnología, al otro día a la música y otro día me fascino con la idea de poner una casa de te.