Alejandro Romo

Salí del barrio, pero el barrio nunca salió de mi...