María Alicia Rossini

Mis experiencias en la universidad a la hora de producir piezas audiovisuales y programas de radio fueron muy valiosas para poder trabajar el genio creativo para captar, de manera original, la atención de los diferentes públicos a los que las sometíamos. Jugar con la imaginación, la música y las imágenes es un ejercicio que mueve a indagar la manera de significar que poseen las personas para tratar de acercarse a ellas y lograr que el mensaje no sólo sea entregado, sino también comprendido y que tenga un carácter performativo, es decir, que produzca una acción. De alguna manera, estas primeras experiencias contando historias, fue lo que me impulsó a interrogar acerca de la manera en que las organizaciones se significan, la manera en que ellas mismas se ven y se dan a conocer. Sumado a una fuerte experiencia en un voluntariado en Perú, cuya principal riqueza fueron las narraciones encontradas que brotaban de las experiencias de vida. Tomé la decisión de enfocar mi carrera al área de las Organizaciones No Gubernamentales, desarrollando tareas de asesoramiento en comunicación y realizando piezas institucionales. Ingresé al mundo del Social Media atraída por las posibilidades que brindan las diferentes plataformas para el desarrollo de estrategias de comunicación y la posibilidad de generar una transparente relación con los públicos. Considero que trabajar en social media es todo un desafío que requiere no sólo conocimientos y actualización en el área, sino también la capacidad de poder escuchar, comprender y responder a lo que se habla en las diferentes plataformas.