Miguel Ángel

oscuro y amargo como el chocolate