AnaLú Sauceda

Paradójicamente sumergida en la mitología cetácea de la escala de grises que se encuentra escondida en algún punto neutral entre el índigo y el azafrán.
Hipiosa por naturaleza adquirida. Clonada de no sé cuál flor perennifolia de la frontera IV del planeta galamático VIII; sí, ese que está pasando la nube de Oort a la derecha.

Musicóloga sin notas: sin sol y sin lunas, sin estrellas en el cosmos. Insomnífera mortal. Muñeca de papel extraída de un manga futurístico del siglo II a. C. Poeta tergiversada. Actriz minimalista. Súper heroína inyectada en la carótida de un cuerpo sin escrúpulos. Gráficamente metafórica.

Analizadora compulsiva perfectamente perdida en el prefijo "Ana". Una mujer entre las cosas y lo más curioso y excitante de todo es que: ¡Modelo sin zapatos!

Dicen que vine a la Tierra con un fin, que tengo una misión y ya descubrí que no puedo salvar al mundo... Vine aquí para algo más simple, más profundo... ¡SER FELIZ!