Andrea Morales Salazar

Student in Antioquia, Colombia

Read my blog

La vida, la tierra, el aire y el sol...cuatro palabras y elementos esenciales de la vida que la llevaron amar el nacimiento del alma y sobretodo el amor por los seres vivos. Sí, seres vivos, no solo humanos.

Desde muy pequeña su sensibilidad hacia estos era sorprendente, el cariño hacia la naturaleza y gran admiración por los animales se volvieron sus más grandes rasgos y mayor tesoro.

Tanto desprecio y tanto olvido, era lo único que esta pequeña niña a sus cortos nueve años de edad pensaba sobre los animales, preguntas frecuentes en las que entre el llanto no se explicaba como un ser "humano" tenía la capacidad de maltratar almas tan puras como la de un animal, y peor aún, dar de baja a la naturaleza sin importar las raíces.

Así pasó la vida, con las mismas dudas del maltrato y se preguntaba si ese Dios del que tanto hablaban no le había dado un corazón de amor a estas personas que tanto daño hacían a sus hermanos, a los otros seres vivos, sin embargo, también veía luz en algunas personas de su alrededor que tenían pensamientos igual a los de ella, como su madre, hermana y uno que otro amigo.

Cuando ella, Andrea, estaba en la época del colegio entre los grados séptimo y noveno le recalcaban la pregunta, ¿qué quieres ser cuando seas grande?respondía: no sé, solo pienso que quiero hacer algo en lo que pueda ayudar a los seres vivos, a todos.

Tuvo como opciones Medicina, Psicología, Veterinaria, Antropología, Biología y Derecho.Llegando al grado once, era la hora de buscar Universidad.

Desistió de Medicina y Veterinaria porque la sangre le causaba grandes problemas, también de derecho porque le parecía un mundo bastante malo, corrupto y ambicioso y no soportaba entrar a conocer tanta injusticia, dejó la psicología como opción.

Era una mujer con distintos talentos y gustos; amaba el baile, el canto, la oratoria, escribir, hablarle a las personas, trabajar con comunidades, ayudar a los animales y la naturaleza, entre otras cosas.

Pasó por tres carreras, Comunicación Corporativa, Psicología y finalmente Comunicación Social y Periodismo.

¿Qué pasó con el amor a los seres vivos sin voz? Andrea, se considera ahora animalista y defensora de estos seres de luz, cuando le preguntan cuál es su más grande sueño su respuesta siempre es: "quisiera que llegara un hada mágica y me concediera un deseo; que ningún animal en el mundo sufra".