Angela Tuneti

San Lorenzo de El Escorial, Madrid

<Dame un beso y después veinte más; y a esos veinte, añade un centenar; un millón a esos cien y, a continuación, que esos mil se hagan un millón. Triplica el millón y, al acabar, besémonos de nuevo, como al empezar>