Ángeles Varela

¡Hola! Soy Ángeles. Etimológicamente mi nombre proviene del griego y su significado es mensajera. Veréis que algo de cierto hay en ello. Me entusiasma aprender. Soy tremendamente curiosa y, desde que tengo uso de razón, no he dejado de estudiar. Quizá, por eso, he vinculado mi profesión con la actualización eterna: la docencia. Enseñar es lo que realmente me apasiona, activar ese rescoldo de infancia que me ayuda a empatizar con el alumno, a aprender con él. ‘No sólo de pan vive el hombre’, dijo Lorca en la inauguración de la biblioteca de su pueblo natal. Y no me puedo sentir más identificada. Pienso que compartir conocimientoes el mayor acto de generosidad.