An Suà

El 89 podría ser un año más, el año en el que Pablo Escobar hizo el atentado al Das, el último año de los 80's... Pero fue el año en que abrí los ojos para curiosear este mundo. Afortunada soy no tengo todo lo que deseo pero si lo que necesito para construir y realizar los proyectos que apasionadamente piense y gestione. La felicidad más grande es volver a despertar abrir los ojos y seguir curioseando el mundo; el que bombardea e inquieta, estimulando mi creatividad y recursividad. ¡Salud! para los que disfruta este universo.