Artralgia Enfermedad

Nurse, Doctor, and Web Developer in Española, Estados Unidos

Visit my website

Artritis y Artralgia

El dolor de en las articulaciones, conocido medicamente como artralgia, pudiera llegar a confundirse erróneamente con la artritis. La diferencia está en que la artralgia, hace referencia a cualquier dolor que sea provocado en las articulaciones, en cambio la artritis, es el dolor articular acompañado de una inflamación. Muchas veces la artralgia no necesariamente viene acompañada de inflamaciones.

No siempre la artralgia viene acompañada de la artritis, sin embargo, muchas veces la artritis si puede tener presencia de síntomas de la artralgia.

Síntomas de la artritis y la artralgia

A pesar de ser condiciones separadas que se distinguen entre la presencia de dolor o inflamación, presentan a su vez síntomas en común, de ahí el por qué muchas veces se le suele confundir. Entre los síntomas comunes de la artritis, encontramos:

Dolor

Calor en las articulaciones

Dificultad para movilizar la zona afectada

Enrojecimiento de la pie que recubre las articulaciones

Aumento del volumen de la articulación

Rigidez

Si bien estos son síntomas característicos de la artritis, también pudieran presentarse por la artralgia, aunque esta última se identifica sin incluir la inflamación de las articulaciones, es decir, sin el aumento del volumen.

Pruebas para diagnosticar la artralgia y algunos tipos de artritis

Anticíclico citrullinated péptido (anti-CCP) o pruebas de anticuerpos.

Análisis de sangre, los cuales tienen la finalidad de comprobar la velocidad de sedimentación de eritrocitos.

Biopsias.

Estudios del líquido articular, análisis de cristales y cultivo bacteriano.

Pruebas de factor reumatoide (látex RF)

Complicaciones de la artritis

Al no ser tratada a tiempo, la artritis pudiera provocar graves complicaciones, ya que la misma, pudiera estar siendo provocada por diversas enfermedades, tales como

Lupus

Gota

Psoriasis

A diferencia de la artralgia, cuyas complicaciones no suelen ser graves, a menos que los síntomas sean provocados por alguna condición inflamatoria.