Arturo Fasana

Protagonista del mercado financiero ginebrino, con su empresa treintañera Rhône Gestion, Arturo Fasana no es un simple hombre de negocios. Plenamente entregado en todo lo que emprende, ha sabido, desde su profesión hasta sus aficiones, transformar sus intereses en verdaderas pasiones.

Las finanzas es una de las primeras pasiones de Arturo Fasana.

Muy joven decidió hacer carrera en este sector y comenzó a trabajar en la sucursal de Crédit Suisse de Chiasso. Tras un recorrido por diferentes países del mundo, entre ellos Argentina e Inglaterra, en cuyo transcurso adquirió el dominio de cinco idiomas, recaló en la sucursal del Crédit Suisse de Ginebra. Allí conoció a Marcel Hagger, su futuro socio, con el que desarrollaría sus competencias y su gusto por la gestión de fortunas.

Más que una profesión, las finanzas constituyen para Arturo Fasana una parte importante de su pasado, de su presente y de su futuro: la fundación de Rhône Gestion con Marcel Hagger, su asociación con Bertrand Hagger tras la muerte de su padre, y la llegada de Yannick y de Grégory Fasana a la empresa, dan un sentido muy particular al recorrido de su vida.

Lejos de los números y de las preocupaciones bursátiles, hay otra pasión que forma parte de la existencia de Arturo Fasana: el deporte.

Desde su infancia, que transcurrió en el Tesino, en Suiza, Arturo Fasana desarrolló una primera pasión: el fútbol. Jugador de la liga B en Chiasso, continuó su recorrido deportivo por distintos equipos en Ginebra. Más tarde, accedió al cargo de Presidente del FC Saint-Paul, en Vèsenaz (Ginebra), equipo de 3era división que dirigió de 2005 a 2008.

Si bien ya no pisa los terrenos de juego, Arturo Fasana conserva intacta la pasión por el fútbol. Sigue con regularidad la actualidad futbolística, tanto en el plano nacional como internacional, dedicando una atención muy especial a los clubes españoles del Real Madrid y el Barcelona.

  • Work
    • Rhône Gestion S.A.