Asier Rojo

A partir de los 6 años que empezé a estudiar solfeo, descubrí que con la música se puede disfrutar.

En la acualidad disfruto divirtiendo a la gente, moviéndola al ritmo de la música y consiguiendo que la gente que se acerca para quejarse por "molestar" se quede a disfrutar de la música.

Para fiestas, eventos y en diversas situaciones la música consigue que las situaciones un poco incómodas se hagan más amenas.

No dudes en ponerte en contacto conmigo y "farda" con tus compañeros de una fiesta profesional.