Martin Rodriguez-Azkarate

“Si cerráis la puerta a las equivocaciones, también la verdad se quedará fuera” (Rabindranath Tagore)

Me concibieron en el gélido invierno astur, en un Renault 5 verde lechuga, que según dicen era "lo más"...Nací como he vivido...prematuramente.(9 de mayo - El papa Juan Pablo II retira la condena a Galileo Galilei.)

A los 7 meses decidí que ya estaba cansado de tanto calorcito materno y que queria ver mundo, con el pequeño incoveniente que no acerté a avisar a mi madre y claro...casi nazco en una ambulancia. Tras una rauda y veloz conducción, llegué al mundo en el Hospital central de Asturias. Casi toda mi infancia la pasé en un pequeño pueblo de "irreductibles" asturianos. Cangas del Narcea. Un pueblito en el suroccidente Asturiano, en el cual la civilización, digamos, se lo tomó con calma. Hecho este que le otorga a Cangas un maravilloso "halo" de distinción y tranquilidad el cual comienzas a apreciar (por lo menos en mi caso) cuando tienes que emigrar a otras zonas mucho mas ruidosas y estresantes... No me había acostumbrado demasiado al nuevo "cole"(como decíamos de aquella) cuando la E.S.O. nos atropelló y nos llevó a un "Macro Instituto". Parafraseando al Sr. Gama; "un instituto en el que teniamos que tener cuidado porque si deciamos algo inteligente te podias llevar un galletón". (No sé si tuvimos mucha suerte o es que no dijimos nada inteligente). En 1º de Bachiller me "exilié" a EE.UU. En Madison, , Wisconsin pasé uno de los mejores años de mi vida. Todo fué fiesta, diversión, hice todas las típicas cosas que salen en las pelis, que para nada son estereotipo sino que en la mayoría de los casos se cumplen, salvo lo de que las animadoras son los "pibones" del High School...

Vivo en Bilbao desde hace varios años...cuestiones de estudios..y ya se sabe..una cosa lleva a otra... He bebido, he amado, he descontrolado, he trabajado en mil cosas, he fumado, he follado, he llorado, he querido; todo lo que mi cabeza y "las partes contratantes"me han permitido. También he cometido errores. Muchos. Pero yo soy así, me se la teoría, pero la "ostia"(no literal) es la que hace que jamás olvides. Quizá sea esa parte animal que me queda..Así te conviertes en "persona", o como dicen en Cangas, "que ya yes un home oh".