Samantha García

Para algunos mi nacimiento fue, una alegría... para otros, una razón más para alejarse de mi madre. Un estorbo más. Algo que nunca debió suceder. Hasta ahora, vivo en Tenerife, no es que me encante estar aquí, pero es lo que me tocó. Las cosas son así. Sigo estudiando, y por ahora no tengo novio. Se puede decir que la vida no me sonrie del todo, pero... es lo que toca.