Blanca Sanchez

La conciencia es el Sistema de Alerta incorporado de Dios. Alégrate cuando te lastime. Preocúpate cuando no lo haga. Una Conciencia Saludable es uno de nuestros grandes regalos de Dios. Sirve para mantener el rumbo de nuestra vida y así mantener la paz en nuestro corazón. La práctica de la paciencia nos protege de perder nuestra compostura. En ello nos permite ejercer discernimiento, incluso en el calor de situaciones difíciles. Nos da espacio interior. Y dentro de ese espacio ganamos un grado de autocontrol, que nos permite responder a situaciones de una manera apropiada y compasiva, en lugar de ser impulsado por nuestro enojo e irritación. Dalai Lama

  • Education
    • Ing. José Luis Arregui