Gonzalo A. Lencina

Pues bien, resulta que en una de mis habituales caminatas me puse a pensar "Mmmmmm, a mi me gusta mucho escribir... y también me gusta el cine..." . Así que decidí hacer un año de guión para cine y TV en Guionarte, escribí un corto ("Alimento no perecedero), una mini serie Web ("A dream of Juli") y estoy escribiendo un largo ("No esta muerto quien pelea"). El 80% de estos proyectos involucra zombies. Seguí caminando.

A las dos cuadras vi una propaganda y se me ocurrió estudiar publicidad, así que me anoté en un instituto (que por suerte ya no existe) llamado ESIP, hice un año y robaron mi dinero. Sin perder mi fe en la publicidad, decidí seguir la carrera en otra institución (Que no nombrare) y fue ahí donde me desenamore por completo. Con mucho pesar y sin saber muy bien hacia donde ir, seguí caminando.

Una cuadra después recordé que de pibe me gustaba mucho jugar con un grabador de periodista simulando programas de radio con mis compañeros de micro y que en la adolescencia tenia mi propia columna sobre cómics en una radio zonal, ahí hable de Superman. Mucho. Fueron lindos momentos, la melancolía hizo brotar esos recuerdos hasta donde estoy caminando ahora, estudiando en ETER, produciendo un gran programa de tecnología ("IT Show") y conduciendo mi propio programa ("No radio!") donde hablo de eso que siempre me apasionó: el cine, las series y los cómics. Acá hable de Tarantino. Demasiado.

No llegué a destino aun, así que seguiré caminando. Quien sabe lo que me pueda pasar en la próxima cuadra...