Mauricio Adrian

El primer día que me ves creerás que soy un pendejo, luego te darás cuenta que soy muy simpático, y finalmente te darás cuenta que soy un pilar para cualquiera que se lo merezca y alguien peligroso para aquellos que se propasan.