Miguel duarte

Luque

extremo soñador, amante de la buena musica, la arquitectura, la lectura, el cine, mi mujer y mi hija...