Milena Pasetti

Hace apenas 15 años, Internet era todavía un concepto difuso. Los periodistas de aquella época trabajaban con teletipos. Los fotografos revelaban películas. Había que tener una agenda bien abultada para ser alguien. Y los antecedentes, o datos de contacto, había que buscarlos en el archivo del diario (eso si tenías la suerte, como yo, de trabajar en uno). Hoy, la revolución 2.0 ha puesto en cuestión hasta la esencia misma de nuestro trabajo. Explorar, aprender., discernir, comunicar y experimentar son nuestras nuevas claves.