Emiliano Soto Chacón

Santiago

Con cada parto que tengo la suerte de acompañar aprendo y sigo deslumbrado por la naturaleza humana. Respeto, silencio, espacio, calor.