Nazaret Coquette

Por siempre princesa, princesa de un cuento irreal, en el que mi casa es mi particular castillo, en la que mis amigos son los vasallos que vienen a salvarme de la torre más alta del mundo, en la que mis amigas son las demás princesas del reino, mis padres los mejores reyes que pueden reinar, mi hermana pequeña la princesita más linda que pueda existir y yo la princesa más soñadora, vividora, divertida, cabezota... qué siempre querré ser.

Y sí, siempre voy sonriendo, riendo a carcajadas o con una pequeña sonrisa, pero cuando digo siempre es siempre. Y cuando me pongo nerviosa hablo tan deprisa que serian muchas las palabras que podría decir en un solo minuto y además me muevo mucho, al igual que las manos, cuando estoy nerviosa nunca están quietas. Y cuando me enfado soy la peor persona con la que puedas estar, yo lo aviso, que luego no te pille por sorpresa. Y por poder decir podría decir muchísimo más, nunca acabaría. No puedo deciros todos mis pequeños detalles que caracterizan porque son demasiados, sí, muchos. Aunque escribir es una de las infinidades cosas que me enloquecen y me enamoran no puedo escribir tanto sobre mí. Prefiero escribir una historia que puede llegar a ser más interesante que yo...

Y si quieres saber esos pequeños detalles sobre mí solo tienes que conocerme. Fácil, ¿no?