Carlos Eduardo Marin

Friki-Geek, Otaku, GleeK, cinéfilo, nocturno. Adicto a las series de TV, Broadway, Sci-Fi, cómics, vampiros, caramelos, café... Y no viviría sin tecnología.